viernes, 6 de febrero de 2015

El HIIT, luchando contra la grasa



Hoy quiero presentaros el HIIT, una opción muy recomendable para acabar con esa grasa tan molesta que parece no querer abandonarnos.

El HIIT (High Intensity Interval Training) o entrenamiento en intervalos de alta intensidad es una de las formas más efectivas que existen tanto para mejorar la resistencia como para quemar más grasa. Esto es debido a que mejora la capacidad del cuerpo para oxidar tanto la glucosa como la grasa.Este método ayuda a metabolizar mejor la glucosa para aumentar nuestra resistencia. Lo que hace también es "tirar" de reservas de grasa para conseguir esa mejora en nuestro rendimiento físico, bajando así nuestro índice de grasa corporal.

Este trabajo viene muy bien si ya tenemos una rutina de pesas, ya que mejoraremos nuestra capacidad física, además de eliminar esa grasa rebelde. Básicamente la idea del entrenamiento en intervalos de alta intensidad consiste en mezclar periodos cortos de tiempo de un entrenamiento cardiovascular muy intenso, en torno al 80-90% de nuestro ritmo cardíaco, con otros periodos también cortos de una intensidad moderada o baja (50-60%).

Efectuando habitualmente este entrenamiento el cuerpo se acostumbra a utilizar la grasa excedente de nuestro organismo como fuente principal de energía. Además incrementaremos notablemente nuestra capacidad cardiovascular, ganando así resistencia aeróbica.

Metiendo picos de intensidad en nuestra rutina de cardio conseguiremos aumentar nuestro metabolismo, provocando así seguir quemando grasa incluso una hora después de terminar el ejercicio.
Ahora os explico una rutina de entrenamiento HIIT:
- Empezamos con 5 minutos de calentamiento
- Empieza el trabajo: 30 segundos se harán al 90% y otros 30 segundos al 60% aprox. Así sucesivamente hasta llegar a los 3 minutos.
- Vuelta a la calma de 5 minutos al 50%.
Después de este trabajo es recomendable hacer ejercicio aeróbico continuado de 20-30 minutos para aumentar la quema de grasa.

Este tipo de entrenamiento se suele hacer corriendo, pero lo podemos practicar en cualquier máquina de cardio (bici, elíptica, cinta, remo...). Así que si el tiempo no nos acompaña, no tenemos excusa para no hacerlo.
Lo recomendable para realizar una buena rutina semanal de HIIT es realizar tres sesiones por semana. No voy a mentiros, es un ejercicio exigente y sufrido al principio, pero que nos puede aportar excelentes beneficios si se trabaja con constancia. En el deporte, como en la vida, para conseguir lo que se desea es necesario sacrificarse. Márcate un objetivo y trabaja todos los días para conseguirlo. Cuanto mayor es el esfuerzo realizado, mayor es la satisfacción final.

Un abrazo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada