domingo, 15 de febrero de 2015

El Fitball, ese gran desconocido






Hola amigos, hoy quiero hablaros de esa pelota grande y blandita que hay en todos los gimnasios. La conocemos con el nombre de Fitball o pelota suiza. La mayoría de nosotros, después de llevar mucho tiempo entrenando nos quedamos estancados y solemos caer en la rutina. Para seguir mejorando debemos sorprender a nuestro cuerpo con nuevos ejercicios. Una buena opción es la utilización del fitball en nuestros entrenamientos.

La razón fundamental del trabajo profundo que hacemos con el fitball es que nos ejercitamos en desequilibrio. La pelota es inestable, y como tal, tendremos que mantener el equilibro, por lo que debemos trabajar músculos extra, algunos de ellos más profundos y difíciles de localizar. Además, la intensidad de los ejercicios es mayor, por lo que nuestra fuerza aumentará.

Cuando trabajamos con el fitball mejoramos nuestra postura. Este tipo de entrenamiento es muy beneficioso para la espalda porque fortalece directamente los músculos responsables de la sujeción de la columna. El fortalecimiento de esta zona nos ayudará a evitar posibles lesiones. Además gracias a la búsqueda del equilibrio conoceremos y mejoraremos nuestra postura y nuestra fuerza.

Este tipo de ejercicios nos aportan un fortalecimiento central, o del core, ya que tonifican nuestros abdominales profundos y los estabilizadores de la columna. Con este trabajo concentrado conseguimos un mayor equilibrio muscular evitando y acabando con los desequilibrios existentes que pueden causar lesiones en la espalda. No hay que olvidar que es un buen ejercicio para conseguir más flexibilidad y movilidad de nuestro cuerpo, así como para relajarnos y conseguir liberar tensiones.



Al final de este post os muestro un vídeo con unos ejercicios destinados a fortalecer el core, utilizando el fitball para realizar trabajos de estabilidad. Estos ejercicios están destinados principalmente al desarrollo de abdominales, lumbares y músculos estabilizadores. Esto se consigue trabajando el equilibrio, la fuerza y la coordinación sobre una superficie inestable.


- En el primer ejercicio trataremos de mantener el equilibrio sentados en el fitball y levantando los pies. Notaremos un gran trabajo en abdominales.

- En el segundo ejercicio pasaremos de estar de rodillas y con las manos apoyadas en el fitball a estar solo con las rodillas apoyadas, manteniendo la espalda en posición vertical.

- En el tercer ejercicio, partiendo de la misma posición inicial que el segundo (rodillas y manos apoyadas en el fitball), alternamos los puntos de apoyo en mano izquierda-pie derecho, y al revés, mano derecha-pie izquierdo. Éste es un gran trabajo de estabilidad lumbar y dorsal.

- En el cuarto nos mantendremos sobre el fitball sólo apoyando una rodilla cada vez.

- En el quinto, partiendo de la posición inicial del primer ejercicio, intentaremos llevar nuestro cuerpo a la horizontal, terminando tumbados literalmente sobre el fitball.

- Los dos últimos ejercicios (ponerse totalmente de pie y mantener el equilibrio sobre una rodilla) son un poco más avanzados, pero también podéis probar a ver si sois capaces de hacerlos. Cuanto menor sea la superficie de contacto con el fitball, mayor será la dificultad del ejercicio.



Enlace del vídeo con los ejercicios


Probad, intentadlo, variad vuestras rutinas de entrenamiento incorporando estos simples ejercicios de equilibrio. Porque el equilibrio es importantísimo en nuestro cuerpo. Éste es la clave para que nuestro cuerpo funcione correctamente. Consiguiendo equilibrio muscular evitaremos lesiones y corregiremos malas posturas. Una dieta equilibrada nos proporciona un mejor funcionamiento general de nuestro cuerpo. Un equilibrio mental, conseguido haciendo lo que nos gusta y disfrutando de las pequeñas cosas que nos da la vida, es sinónimo de bienestar.

Equilibrio amigos, ésa es la palabra, EQUILIBRIO.

Un abrazo a todos.





Por supuesto no hace falta deciros que podéis dejarme los comentarios que queráis, con vuestras sugerencias, opiniones o lo que se os ocurra. Hasta pronto.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada